Horario : Lunes a viernes de 9h a 19h
  Contacto : 664 498 244

Tratamientos de alopecia en Zaragoza

Tipos de alopecia. Soluciones para tratar la alopecia androgénica en Zaragoza

 

alopecia-androgenetica

Alopecia Androgénica

La alopecia androgénica (AGA) se caracteriza por la pérdida de cabello a nivel frontal, temporal, zona del vértice y de la coronilla pero no afecta nunca a la parte posterolateral.

Leer más

service-3

Alopecia Androgénica masculina

La alopecia androgénica o calvicie común, afecta al 50% de los hombres. El riesgo de desarrollar alopecia androgenética aumenta con un antecedente familiar de calvicie en el padre, la madre o el abuelo materno.

Leer más

tratamientos-alopecia-androgenica-femenina-zaragoza

Alopecia Androgénica femenina

Más del 40% de las mujeres sufren alopecia a lo largo de su vida. En las mujeres, el proceso de miniaturización es más difuso. Con frecuencia mantienen su cabello frontal. Sin embargo, el cabello de la coronilla se va deteriorando.

Leer más

El pelo sigue un ciclo natural de 3 fases: fase de crecimiento, fase de transición y fase caída. Cuando se desequilibran estas fases, se pierden más pelos que los que nacen y aparece la calvicie. Se denomina alopecia a la pérdida parcial o total del cabello. La causa de la misma puede tener diferente origen y, por lo tanto, es necesario un examen médico previo para poder determinarla.

Podemos distinguir 2 tipos de alopecias: Las no patológicas y las patológicas

  • Las no patológicas o fisiológicas son las alopecias androgenética, senil o estacional y las producidas por embarazo o menopausia.

Las patológicas, a su vez, se subdividen en reversibles o no reversibles.

  • Las patológicas reversibles pueden ser por causas diversas como las alteraciones hormonales (hiperandrogenismo, alteraciones del tiroides…etc.); las carencias (déficit de hierro); las psicógenas (estrés); la alopecia areata.
  • Las patológicas irreversibles presentan una lesión folicular irreversible como en el caso de las alopecias traumáticas (cirugías, radiaciones, quemaduras); las alopecias tumorales; las  infecciosas (tuberculosis, lepra…); las hereditarias; las ictiosis, enfermedad de Darier, liquen plano o lupus eritematoso.